Cuando se trata de acercarse al sexo opuesto, existe un sinfín de preguntas que pueden

Empezar a Ligar
Empezar a Ligar

estar rondando por tu cabeza. Si eres alguien que no estás acostumbrado a ligar, es totalmente comprensible que al principio sientas un poco de temor. Después de todo, a nadie le gusta enfrentarse a la perspectiva de un rechazo. Sin embargo, hemos de decir que la mayoría de las veces por miedo o inseguridad, son muchas las personas que caen en la exageración y pierden oportunidades únicas para encontrar el amor o al menos un buen momento de pasión.

Lo primero que debes tener en cuenta es lo necesario que resulta sentirte bien contigo mismo, Cuidar de tu aspecto personal es solo el primer paso para resultar atractivo ante los demás. La confianza que demuestres será fundamental para proyectarte como alguien que sabe lo que quiere y cuenta con magnetismo.

En lo que al resto se refiere, estos son algunos consejos básicos que te guiarán por el buen camino, para comenzar a practicar el arte de la seducción:

  • Ten en mente un objetivo, con realistas expectativas. Es bueno que comiences a definir con qué tipo de persona te gustaría relacionarte, tanto físicamente como en su forma de ser. Sin embargo también tienes que ser realista. Puedes ligar con alguien atractivo y de personalidad agradable, que no necesariamente sea un supermodelo.
  • Recuerda ser tú mismo. De nada vale fingir para impresionar a los demás, porque tarde o temprano tendrás dificultades para sostener esa imagen. Debes actuar de manera auténtica pues esto no solo te hará lucir más confiado, sino que te permitirá congeniar con alguien que verdaderamente sea afín contigo.
  • No dudes, ¡haz las cosas! Las acciones no se piensan, se llevan a cabo. Piensa que si tienes una meta, lo mejor es tratar de cumplirla lo más rápido posible en vez de posponerla. En vez de quedarte sentado o apartado toda la noche, harás bien en ser quien dé el primer paso.
  • Elimina tu miedo al rechazo. Acepta que perder siempre es una posibilidad en cada apuesta. Es algo inevitable y que no puedes dejar que te detenga, porque hasta el Casanova más empedernido ha tenido sus fracasos. Basta con no darle importancia a los tropiezos para no denotar inseguridad, ni dejar que los demás lo hagan.
  • Sentido del humor. Podríamos decir que para ligar, este ingrediente es prácticamente indispensable. ¿Por qué? Además de romper el hielo, hace que luzcas como alguien relajado y con quien es muy fácil pasar un buen rato. No olvides que las personas carismáticas siempre se vuelven el centro de atención.
  • No te muestres demasiado ansioso. Sabemos que a veces es difícil esperar hasta llegar a segunda o tercera base, pero siempre es bueno crear algo de misterio para que la otra parte no se aburra demasiado rápido. Si quieres que la aventura dure, añade una buena dosis de enigma.

Dejar respuesta